«

»

Ago 31

Imprimir esta Entrada

Trece empresas compiten por rehabilitar la Catedral

La Catedral, entre el Teatro Romano y el mar. :: J. M. R. / AGM

La Catedral, entre el Teatro Romano y el mar. :: J. M. R. / AGM

El proyecto del Ministerio de Cultura y el Obispado de Cartagena para la primera fase de restauración de la Catedral de Santa María, una de las joyas del patrimonio arquitectónico, histórico y artístico de la ciudad, ha despertado el interés de trece empresas.

El concurso público convocado en mayo por la administración central a través del Instituto de Patrimonio Cultural (IPC) se resolverá a lo largo del mes de septiembre y aunque desde el Ministerio se muestran cautos a la hora de dar una fecha de inicio de los trabajos, antes del verano se habló de empezar a lo largo de este año.

La primera fase del proyecto, en el que el Ministerio invertirá 322.000 euros, incluye la recuperación de las capillas y de distintos elementos del templo que permitirán una correcta «lectura» de sus características históricas y arquitectónicas.

De la ejecución de las obras se encargará la Dirección General de Bellas Artes y Bienes Culturales a través del Instituto de Patrimonio Cultural de España (IPCE).

El proyecto nace de un análisis del estado del inmueble. Según ha informado el Gobierno central, entre las afecciones más relevantes presentadas por la catedral se encuentran humedades en las cubiertas y desperfectos en las fábricas interiores y exteriores.

La intervención durará aproximadamente un año y se centrarán en la restauración de los elementos dañados mediante el uso de materiales y técnicas tradicionales, anunció el Ministerio.

La actuación también contemplará la actualización de las instalaciones que pueden ser visitables y la mejora de la accesibilidad. El objetivo final también es la recuperación del uso litúrgico de las tres capillas que se conservan.

La iglesia de Santa María de la Asunción o Catedral vieja está en las inmediaciones del cerro de la Concepción, en una zona urbana donde ahora predomina el Teatro Romano y de cuyo conjunto monumental forma parte. Su construcción comenzó a finales del siglo XIII, en la época de Alfonso X El Sabio, modificándose posteriormente en numerosas ocasiones.

Las reformas más significativas del edificio tuvieron lugar en los inicios del siglo XX, tras arruinarse parte del ábside y del hastial norte, reconstruyéndose entonces en estilo neorrománico, bajo la dirección del arquitecto Víctor Beltrí. El templo, que presentaba tres naves con capillas adosadas y una torre campanario, quedó parcialmente destruido durante los bombardeos de la guerra civil, en la que se perdieron las cubiertas y relevantes obras artísticas de su interior.

Desde 1958 se han realizado en el solar excavaciones arqueológicas que han permitido documentar restos de época romana y diversas fases constructivas del templo. Igualmente los elementos arquitectónicos han sido objeto de puntuales intervenciones de urgencia para salvaguardar el inmueble. El pasado Viernes de Dolores, tras los actos en honor de la Virgen de la Caridad, el obispo José Manuel Lorca Planes, anunció que las obras de rehabilitación del templo comenzarían este año.

El anuncio del obispo

El Ministerio lleva incluyendo desde 2007 partidas específicas para esa obra en los Presupuestos Generales del Estado, pero la Comunidad Autónoma había pedido posponerla hasta acabar el Museo del Teatro Romano. El responsable de la recuperación del edificio será el arquitecto Juan de Dios de la Hoz, profesor de la privada Universidad Camilo José Cela, de Madrid, y colaborador habitual de la Diócesis. De la Hoz ha trabajado en reformas como las del Palacio Episcopal o las iglesia de Santo Domingo de Murcia y Santiago de Jumilla.

Fuente: La Verdad

Enlace permanente a este artículo: http://www.murciaarqueologica.com/?p=199